lunes, diciembre 06, 2010

Mi lugar

Espero poner un pequeño pino en mi casa... y espero decorarlo con luces.

No porque piense que el mítico panzón vestido de empleado de Coca Cola, aterrice ahí para dejar regalos, no... es por la sensación de hospitalidad y de "calidez" que le confiere uno de esos artilugios a un espacio.

Casi no estoy en casa, pero trataré de ubicarme más en ese espacio, que muchas veces he disfrutado por permitirme estar a solas conmigo mismo. ¡Han sido tantas las lecturas! ¡las películas! la cuba y el cigarro sin compartir que he disfrutado... Un espacio para uno mismo es genial, es único.

El mismo lugar que otras veces me ha hecho correr despavorido, tomar mi coche y vagar sin rumbo hasta que da la hora de llegar a dormir, el mismo lugar que muchas veces me recuerda épocas pasadas, sonidos, texturas, sonrisas, olores y sabores de pasta, vino, platiquita sabrosa y demás ayeres.

Mi lugar.

Creo que efectivamente, se merece la experiencia de contar con un pequeño pino navideño iluminado por las noches. A fin de cuentas, es mi espacio y hago con él lo que quiero, ¿no? Es probable que me cambie de lugar, asi que... a manera de despedida. uno nunca sabe.

6 comentarios:

Rima dijo...

Creo que el lugar que uno habita debe ser así: cálido y acogedor. Un pino navideño trae muchos recuerdos hermosos de la niñez, se asocia a momentos felices, a personas que tal vez ya no estén. Me parece excelente idea llegar a casa y prender el árbol y sentarse a su lado y disfrutar de su olor, de sus colores...

Siempre es maravilloso pensar que cuando vagamos sin rumbo fijo, tenemos una casa que nos abraza al llegar.

Anónimo dijo...

ya se que te voy a regalar de cumpleee!!!

Remo dijo...

Hogar, dulce hogar.

Saludos hogareños.

El Zórpilo.

Anónimo dijo...

y si pusiste el pino intenso amarguis???? mmmmm! como que conociendote no te creo! jejeje

Sivoli dijo...

claro que lo puse. rebonito que se miraba

Anónimo dijo...

naaaaaaa no mientasss!!!